15 de marzo de 2019

RECUPERACIÓN PARA SU EXPOSICIÓN DE LA BANDERA PRIMITIVA DE LA COFRADÍA


La vocalia de Patrimonio y Priostia en su afán por la protección y conservación del legado más sensible heredado a lo largo de la historia de la cofradía ha encargado la realización de un vitrina expositiva donde se exhibe la bandera fundacional de la cofradía, uno de los bienes conservados anteriores a la Guerra Civil. La estantería ha sido realizada por Carpintería Robles y Cristalería La Loma. 

La bandera está fechada en el año de 1907, estrenada durante el primer desfile procesional de Jesus Resucitado, y realizada por las monjas del Real Convento de Santa Clara de Úbeda, a quienes la hermandad estuvo tanto tiempo ligada en el pasado. La bandera está confeccionada con bordados en oro fino y pedrería sobre tejido de raso blanco y ribeteada con fleco de canutillo de oro. La pieza se forra igualmente con tejido de raso en esta ocasión de color rojo. 

El estado de conservación de la bandera hace que sea imposible su recuperación para el uso, sin embargo se trata de un bien de inequívoca importancia histórica que merece ser conservado y expuesto en las mejores condiciones. De esta manera la vocalia de Patrimonio a lo largo de estos últimos años ha recuperado la totalidad de todas las piezas de bordado antiguas bien para su exposición o su nuevo uso, es el caso de la bandera y banderines de acompañamiento, el banderín del labaro de la primitiva imagen, y las galas funebres, todas ellas piezas anteriores a la Guerra Civil. Igualmente se ha recuperado para su uso la bandera y banderines bordados en hilo de oro por las monjas Carmelitas Descalzas de Baeza en 1982-83. La primera ubicada en la capilla de nuestros Titulares y los segundos para cultos. Además, en estos momentos se está llevando la cabo la limpieza y restauración de la bandera de difuntos, copia de la fundacional pero bordada en sedas realizada también por las monjas baezanas en 1988.