8 de agosto de 2018

PAULA ORFEBRES HACE ENTREGA DE LA NUEVA PARIHUELA DE NTRA. SRA. DE LA PAZ


La Real Cofradía de Jesús Resucitado ya ha recibido la parihuela que formará parte del nuevo paso llevado a costal de Nuestra Señora de la Paz. Como ya se informó hace unos meses la empresa encargada para tal fin ha sido la casa lucentina PAULA ORFEBRES, con una experiencia contrastada de mas de 30 años de dedicación en el sector del Arte Sacro y Cofrade. 

La parihuela, recordamos, tiene unas medidas de 2,10 ms de ancho, 3,50 ms de largo y 1,65 ms de altura. Ha sido realizada íntegramente en aluminio, material de reducido peso, de gran fuerza y resistencia, y sin apenas requerimientos de mantenimiento debido a que no se oxida ni se alabea. Cuenta con seis trabajaderas, realizadas en madera con las aristas redondeadas y regulables en alturas. Las patas cuentan con zancos telescópicos que permitirán en un futuro la salida con paso de palio desde la iglesia de San Nicolás. 

La parihuela aún no ha llegado a nuestra localidad ya que en estos momentos se encuentra en la ciudad de Córdoba, concretamente en el Taller del diseñador del paso de Nuestra Titular, José Carlos Rubio Valverde. Tras diferentes deliberaciones la cofradía ha decidido decantarse por el encargo de la primera fase de los respiraderos del futuro paso, que constituye el trabajo de ebanistería definitivo de los mismos. La Junta Directiva ha creído conveniente decantarse por esta opción frente a la más recurrente basada en respiraderos provisionales tapizados. De esta manera se pone la primera piedra para la realización de los respiraderos definitivos, aunque su finalización se contemple a largo plazo, al mismo tiempo que el espectador ya podrá apreciar las proporciones y líneas finales del conjunto. Estos respiraderos como ya se ha comentado se están llevando a cabo en los talleres de carpintería de José Carlos Rubio de Córdoba, y realizados en madera de cedro, todo con vistas a que el conjunto en su primera fase pueda ser estrenado, Dios Mediante, el próximo Domingo de Resurrección de 2019.