1 de marzo de 2018

EL RESUCITADO EN EL COMIENZO DE LOS ACTOS CON MOTIVO DEL CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE FRANCISCO PALMA BURGOS EN MÁLAGA

                                                                                                                         Texto: José Ángel Gómez


  En la mañana del pasado sábado 17 de febrero, un grupo de hermanos de nuestra Cofradía se trasladó hasta Málaga para participar en la convivencia entre las Hermandades de Malaga y Úbeda que poseen obras de Francisco Palma Burgos y que se enmarca dentro de los actos que se están celebrando para conmemorar el centenario del nacimiento del afamado y polifacético malagueño. 

Durante la primeras horas de la jornada se visitaron tres de las Hermandades más populares de la ciudad: Zamarrilla, Esperanza y Mena. Todas ellas procesionan en la jornada del Jueves Santo y poseen bellas imágenes y grandiosos tronos con el sello de Francisco Palma Burgos. 

Tras deleitarnos con el gusto de la vista, llegó turno del oído. La banda de música de la Hermandad de Zamarrilla interpretó en la Iglesia de San Julianvarias marchas dedicadas a imágenes salidas de la gubia del escultor malagueño. Pero sin duda alguna, el mayor regalo fue poder disfrutar del estreno de la marcha “Palma, Divinas Manos” compuesta por José Luis Arias Bermúdez. 

Una vez cargadas las pilas y visitadas las dependencias de la Agrupación de Cofradías de Málaga nos dirigimos hacia las sedes canónicas y casas hermandad del resto de corporaciones previstas. 

Fue el turno de admirar la belleza del Santísimo Cristo de la Sangre y el conjiununto escultórico de La Piedad. También se visitó la Casa Hermandad de los Gitanos, dónde admiramos la talla del paso de Cristo. Sin duda, una jornada que quedará para el recuerdo de nuestra Cofradía debido al calor recibido por nuestros hermanos malagueños, unidos por las divinas manos de Palma Burgos.