22 de febrero de 2016

EL RESUCITADO CELEBRO SU ULTIMA CHARLA DE FORMACIÓN DE ESTE CURSO

Texto y fotografías: Pedro García Campos


"El pasado domingo 20 de febrero, tuvo lugar en la casa de Hermandad de nuestra Cofradía la segunda y última charla cofrade de este curso, con una buena asistencia de gente interesada en la ponencia. En esta ocasión, fue Dña. Irene Moreno Muñoz quien nos informó sobre “La mantilla, significado, uso y tradición”. 

La mantilla o manola tiene un origen de lo más humilde, pues servía como manto con el cual, las mujeres del estado llano se abrigaban, pero claro, no estamos hablando de un manto de encaje, sino de telas más comunes. Así pues, no es hasta mediados del siglo XVIII cuando esta prenda toma mayor repercusión en las clases más altas (pero ya con encajes y telas más exquisitas), poniéndolo a la orden del día efemérides tales como la Reina Isabel II y Dª Eugenia de Montijo. 

Dña. Irene nos explicó que tras la muerte de Isabel II, su uso decae pero se convierte en un símbolo de rebeldía para el mandato de Amadeo de Saboya. 

Otros puntos destacados de la charla fueron aquellos en los que la Sra. Moreno enumeraba los distintos tipos de telas con los que se fabrican las mantillas, el origen de la teja o peineta y el lugar que ocupa este colectivo de mujeres dentro de un cortejo procesional. Además, nos mostró cómo colocar correctamente la mantilla y la teja a través de un vídeo y nos explicó que la mantilla blanca se reserva en Semana Santa a las cofradías de Gloria. 

Así mismo, nuestra estimada ponente nos mostró las pautas que rigen el protocolo en cuanto a la forma de vestir la mantilla en cortejos procesionales de Semana Santa: mantilla, teja, y vestido negro, éste por debajo de la rodilla, sin escotes, con un calzado de tacón medio, un maquillaje natural, etc. Recordando todo esto, que una mujer vestida con la mantilla va haciendo penitencia al igual que un nazareno, conmemorando a las mujeres dolientes que acompañan a María en su dolor tras la muerte de Cristo. 

Por último, la Sra. Irene nos enseñó que el origen de esta tradición en nuestra ciudad reside en una cofradía desaparecida tras la Contienda Civil, pero tras este paréntesis bélico, la cofradía de la Humildad fue la primera en contar con mantillas en su guión, tradición a la que se fueron adhiriendo posteriormente otras cofradías."